Mitos sobre las grasas

179

Existe una gran confusión alrededor del consumo de  grasas, hay la creencia de que son malas para la salud. Lo cierto es que las grasas al igual que las proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales son necesarias para tener una buena salud.

Las grasas o lípidos, como también se les conoce, son componentes necesarios para mantener una dieta equilibrada y cumplen diferentes funciones en el organismo como son:

  • Forman parte de la membrana celular
  • Nos ayudan a transportar las vitaminas A, D, E y K
  • Sirven como reserva energética
  • Son un aislante térmico
  • Dan soporte y protección a nuestros órganos

Las  grasas que componen la dieta son fosfolípidos, esteres de colesterol y triglicéridos. Los triglicéridos están formados por ácidos grasos y glicerol. Los ácidos grasos se dividen en saturados e insaturados y estos últimos en monoinstaurados y poliinsaturados.

Dentro de las grasas insaturadas tenemos dos poliinsaturadas que son el ácido linoleico (omega-6) y el ácido alfa-linolenico (omega 3), estas se consideran esenciales ya que no pueden ser sintetizadas por el organismo y por lo tanto debemos adquirirlas a través de la dieta.  En diversos estudios se ha observado que estos dos ácidos grasos tienen beneficios a la salud.

Para la población mexicana la recomendación en el consumo de grasas es de 25 a 30% de la energía total de la dieta. De los cuales los ácidos grasos saturados no deben representar más del 7%, los poliinsaturados entre el 6 y 10%  y los monoinsaturados el 10%. Por lo que es importante no solo cuidar la cantidad, sino también la calidad de los ácidos grasos que estamos consumiendo disminuyendo el consumo de aquellos alimentos que tengan un alto aporte de grasas saturados de manera natural o debido a su preparación como son los alimentos fritos, capeados y empanizados e  incluyendo en la dieta alimentos ricos en grasas insaturadas o suplementos alimenticios que proporcionen las cantidades que tu cuerpo necesita de omega 3 y 6.

 

Grasas Saturadas Grasas insaturadas
Mantequilla Semillas (chía, linaza, girasol)
Quesos Nueces, almendras
Productos cárnicos Aceite de canola
Manteca Pescados
Aceite de coco y palma Aguacate

 

Recuerda visitar al nutriólogo que te ayude a diseñar un plan alimenticio de acuerdo a tus necesidades.

Bibliografía

  • Bourges, H. Casanueva, E. et al. (2008). Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. México: Editorial Panamericana.

_____________

Autor: Anaisa