Para que sirven los suplementos alimenticios

227

La alimentación es un proceso fisiológico  esencial con el que cubrimos los requerimientos de nutrientes diarios para poder llevar un estilo de vida saludable, el actual ritmo de vida de las personas es tan rápido que no permite poner la debida atención para garantizar una adecuada nutrición.  Por su contenido de nutrientes los suplementos alimenticios son una herramienta que ayuda a complementar la alimentación cotidiana, al integrarlos a una dieta saludable pueden proporcionar macronutrientes (proteínas, carbohidratos) y/o micronutrientes (vitaminas, minerales, antioxidantes, omegas, compuestos bioactivos o fitonutrientes); reduciendo la brecha de las deficiencias que se pueden presentar durante los distintos momentos de vida.

El ser humano sufre cambios biológicos, psicológicos y sociales que marcan cada una de las etapas de la vida: infancia, adolescencia, juventud, adultez y vejez. En cada una se tienen necesidades sociales y biológicas distintas, de acuerdo a los requerimientos particulares de cada persona el consumo de suplementos alimenticios  contribuye a cubrir las necesidades de nutrientes por ejemplo:

ETAPAS DE VIDA:

  • EMBARAZO Y LACTANCIA: Durante el embarazo y lactancia el consumo de ácido fólico, calcio y hierro es importante a través de una suplementación, aunque se lleve una dieta en donde están presentes estos nutrientes no siempre se alcanza la ingesta diaria recomendada para esta etapa de vida.
  • ADULTOS: En adultos y adultos mayores los requerimientos de calcio, hierro y vitamina D son importantes; el calcio es necesario para que los músculos, corazón, nervios funcionen debidamente así como para tener una buena salud ósea;  la vitamina D es necesaria para que el calcio se absorba adecuadamente. Sin suficiente vitamina D, no se producen las cantidades adecuadas de la hormona calcitriol, lo que implica una absorción insuficiente de calcio proveniente de los alimentos; para prevenir la falta de este mineral en los huesos y la pérdida de músculo (osteoporosis y sarcopenia). Se puede obtener vitamina D de tres formas: cuando la piel se expone a la luz solar, al ingerir ciertos alimentos y por medio de suplementos.

ESTILOS DE VIDA

  • DIETAS ESPECIALES como la vegana, es un régimen alimenticio rico en fibra dietética, magnesio, fitoquímicos, antioxidantes, vitaminas C y E, hierro no hemo (vegetal), ácido fólico y ácidos grasos Omega 6. Pero pueden tener deficiencias en calcio, hierro, zinc, vitamina A, B12, K y D, en especial ácidos grasos omega 3. Se puede considerar la suplementación como  una buena opción para cubrir los requerimientos diarios de estos micro nutrientes.
  • Atletas de alto rendimiento o personas con altos niveles de actividad física, hay un gran desgaste derivado de la actividad
  • Restricciones de consumo de ciertos alimentos por alergias o creencia culturales que les impiden consumir ciertos alimentos.
  • Personas que quieren suplir algunos nutrientes que no consumen en su dieta regular que provienen de alimentos como el ajo, kale, etc.
  • Nutrientes que son difíciles de obtener en la dieta regular como los omega 3  (nuestro cuerpo no lo puede sintetizar) en los alimentos las fuentes son pocas, tendríamos que consumir diario arenque, salmón, atún, chía, nueces, etc., resultando difícil lograrlo.
  • Estrés, exceso de trabajo, falta de tener un buen descanso y actividad física; el aporte de micro y macro nutrientes favorecen el disminuir el estrés.
  • Falta de equilibrio entre las actividades diarias y el tiempo que dedicamos a la alimentación.

Otro ejemplo del buen uso de los suplementos es el consumo de pre  y probióticos, una microbiota intestinal equilibrada favorece el metabolismo y la absorción de nutrientes; el consumo de prebióticos (fibra, inulina) que alimenten a los probióticos (conjunto de microrganismos que están en el intestino que apoyan la salud digestiva) es esencial. Hay muchos suplementos que se relacionan con los pre y pro bióticos.

¿Cómo saber si tienes un suplemento de calidad?

Los suplementos deben:

  • Tener la leyenda: “Este producto no es un medicamento” y “Este producto es responsabilidad de quien lo recomienda o quien lo usa”.
  • Incluir instrucciones de uso.
  • No incluir gráficos o leyendas que prometan curar o tratar una enfermedad
  • Incluir lista de ingredientes así como tabla nutrimental.

Recordemos que los suplementos no pertenecen al área farmacológica; no son medicamentos, no curan ni tratan enfermedades; son aliados que  complementan la nutrición. Es importante su personalización acorde a los requerimientos de cada individuo

____________________

La información aquí presentada es un resumen del webinar impartido por la LNCA, CIP, ED Marien Garza el  día 23 de julio del 2020, en el FB ANAISA puede consultarse en: https://www.facebook.com/ANAISASuplementosAlimenticios/videos/610941416227053