Nutrimentos de interés para el hombre

284

¿Sabías que…?  Un estudio realizado en México entre agosto de 2019 y marzo de 2020 revela que cerca de la mitad (47,5%) de los consumidores mexicanos realizan una alimentación saludable de tres a cuatro veces por semana. En tanto, casi un tercio de los encuestados (30,1%) afirmó consumir alimentos benéficos para la salud una o dos veces cada siete días. (1)

Bien, pues estos datos sirven para darnos cuenta de que no necesariamente tenemos una alimentación adecuada, tanto a nivel familiar como a nivel individual. Y es que resulta interesante ver como a lo largo del tiempo las formas y hábitos de alimentación han cambiado, a este efecto se le denomina “Transición Alimentaria”, la cual viene acompañada de cambios a nivel demográfico y epidemiológico. (2)

Esta transición surge en 1960 con el aumento de la industrialización a todos los niveles, repercutiendo en cambios de hábitos de alimentación y del estilo de vida; bajando así el consumo de leguminosas, tubérculos, fruta, manteca de cerdo y mantequilla. (2)

Los cambios de hábitos, no sólo en alimentación sino hacia estilos de vida poco saludables, han generado alteraciones en la salud de la población, trayendo consigo un aumento en la prevalencia de enfermedades crónico-degenerativas no transmisibles (ENT), tales como la diabetes, hipertensión, etc. (2)

Ahora bien, relacionado a los aspectos que mencioné anteriormente, en esta ocasión hablaremos sobre aquellos nutrientes que son de gran utilidad para el hombre. Existe un gran repertorio de información sobre tipos y recomendaciones de alimentación para las mujeres, sin embargo, en el caso de los hombres no es igual.

Todos quizás, hemos escuchado hablar alguna vez de la testosterona, siendo la principal hormona sexual de los hombres, cumple distintas funciones a lo largo de la vida y en cada etapa de desarrollo. (3)

Actualmente existen hombres jóvenes con deficiencia de esta hormona como consecuencia del estilo de vida. Existe una relación entre la parte emocional y la testosterona, por ejemplo, aquellos hombres que sufren de depresión es probable que tengan niveles bajos de ella. Otros factores que también están involucrados son el estrés, la falta de sueño, una alimentación inadecuada, el sobrepeso e inclusive la falta de actividad física de manera regular. (4)

Esta deficiencia generará otro tipo de complicaciones a la salud, donde en ocasiones para ser atendidas se recomienda el uso de algunos suplementos de algunos minerales y vitaminas, por ejemplo, de vitamina C, Vitamina D, Zinc, Magnesio, entre otros como las proteínas que son macronutrientes, siempre priorizando la ingesta mediante los alimentos. (4)

A continuación, te mostraré cuáles son las funciones que realizan en el organismo, de esta manera, podremos entender con más claridad la importancia de un consumo óptimo.

Vitamina C:

El ácido ascórbico conocido como Vitamina C, es un micro nutrimento hidrosoluble que se encuentra principalmente en algunos alimentos como las frutas cítricas y algunos vegetales. En el cuerpo, actúa como antioxidante, al ayudar a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres. El cuerpo necesita vitamina C para producir colágeno, una proteína necesaria para la cicatrización de las heridas también mejora la absorción del hierro presente en los alimentos de origen vegetal y contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario. (5)

Vitamina D:

La vitamina D es muy importante pues ayuda al cuerpo a absorber el calcio, uno de los principales minerales necesarios para tener huesos fuertes. Junto con el calcio, la vitamina D contribuye a prevenir la osteoporosis, una enfermedad que hace que los huesos se vuelvan menos densos y más débiles, aumentando la probabilidad de sufrir fracturas. Los músculos la necesitan para el movimiento y los nervios para transmitir mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo, entre muchas otras funciones. La vitamina D al igual que la vitamina C, es indispensable para el sistema inmune. (6)

Zinc:

El zinc es un mineral que se encuentra en las células de todo el cuerpo. Ayuda al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus que invaden al cuerpo. El cuerpo también necesita zinc para fabricar proteínas y el ADN, el material genético presente en todas las células. Durante la infancia y la niñez, el organismo requiere zinc para crecer y desarrollarse bien, favorece la cicatrización de las heridas y el funcionamiento normal del sentido del gusto y el olfato. (7)

Selenio:

Este mineral genera beneficios para la salud ya que forma parte importante del glutatión peroxidasa (GSH-Px), enzima encargada de proteger el organismo contra agentes oxidantes. El selenio tiene efectos positivos en la función inmune, la fertilidad y la actividad de la glándula tiroides. (9)

Sobre este último aspecto, el consumo de una dieta pobre en selenio puede producir un aumento en la T3 sérica y disminución en la TSH, acompañados de pérdida de peso, es decir, un cuadro de hipertiroidismo funcional. (10) Esto mismo nos debe generar un interés específico sobre este mineral debido a su estrecha actividad con la tiroides y las funciones metabólicas que la glándula genera.

Licopeno:

El licopeno es un carotenoide que se encuentra principalmente en el tomate, conserva sus propiedades funcionales después de ser procesado, no presenta toxicidad y posee efectos antioxidantes, antiinflamatorios y quimioterapéuticos sobre las enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y algunos tipos de cáncer. (11)

El licopeno es capaz de promover la apoptosis en estas células y por lo tanto podría funcionar como agente quimioterapéutico. (11)

Actualmente no se tiene una ingesta diaria de referencia, sin embargo, se considera que un consumo de entre 30-60mg/día puede ser adecuado. (11)

Magnesio:

El magnesio resulta de suma importancia para muchos procesos que realiza el cuerpo. Por ejemplo, regula la función de los músculos y el sistema nervioso, los niveles de azúcar en la sangre, y la presión sanguínea. Además, ayuda a formar proteínas, masa ósea y a la correcta transcripción de DN. (8)

Proteínas:

Las proteínas están formadas por muchos aminoácidos diferentes unidos entre sí. Una proteína típica está compuesta de 300 o más aminoácidos y la secuencia y el número específicos de aminoácidos son únicos para cada una. Dependiendo del número y secuencia de aminoácidos, la proteína resultante se formará en una forma específica.

Estas proteínas corporales se reparan y reemplazan continuamente a lo largo de nuestras vidas. Este proceso (conocido como “síntesis de proteínas”) requiere un suministro continuo de aminoácidos. Aunque algunos aminoácidos pueden reciclarse a partir de la descomposición de las proteínas antiguas del cuerpo, este proceso es imperfecto. Esto significa que debemos comer proteínas en la dieta para satisfacer la demanda de aminoácidos de nuestro cuerpo.

Como la proteína es esencial para el crecimiento celular y tisular, la ingesta adecuada de proteína es particularmente importante durante los períodos de rápido crecimiento o aumento de la demanda, como la infancia y la adolescencia. (12)

Proteína y sarcopenia

La sarcopenia es un trastorno que se caracteriza por la pérdida progresiva de la masa muscular y la función física que comúnmente se asocia con los adultos mayores. La sarcopenia se asocia con una mayor fragilidad, riesgo de caídas, deterioro funcional e incluso muerte prematura. Como la proteína es esencial para la reparación y el mantenimiento de la masa muscular, no sorprende que la baja ingesta de proteína se asocie con un mayor riesgo de desarrollar sarcopenia. Del mismo modo, aumentar la ingesta de proteínas, así como aumentar la actividad física, puede ayudar a mantener la masa muscular y la fuerza a medida que envejecemos, disminuyendo nuestro riesgo de sarcopenia y trastornos esqueléticos.  Es por esto que para los hombres es necesario el consumo de proteínas.

Para finalizar, te invito a que acudas con tu médico y nutriólogo para que ellos puedan orientarte sobre el mejor tratamiento y la mejor forma de alimentarnos para obtener todos los nutrientes esenciales y un estado óptimo de salud.

____________________

AUTOR:

L.N. ROBERTO ALVARADO GUERRERO (Ced. Prof. 10081986)

Docente en la Universidad Autónoma del Estado de México y la Universidad Politécnica del Estado de México. | Director de Ahumad Institute | Fb: Nut Roberto Alvarado Guerrero | Instagram: Roberto Alvarado Guerrero, 5626980734

REFERENCIAS:

  1. https://es.statista.com/estadisticas
  2. López de Blanco, Mercedes, & Carmona, Andrés. (2005). La transición alimentaria y nutricional: Un reto en el siglo XXI. Anales Venezolanos de Nutrición, 18(1), 90-104. Recuperado en 27 de mayo de 2022, de http://ve.scielo.org
  3. https://medlineplus.gov/spanish/pruebas-de-laboratorio/prueba-de-niveles-de-testosterona/
  4. Tejada Noriega, Alberto (2013). La actitud y la testosterona, la hormona del estilo de vida. Horizonte Médico, 13 (2),46-50.[fecha de Consulta 27 de Mayo de 2022]. ISSN: 1727-558X. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=371637129007
  5. https://ods.od.nih.gov/pdf/factsheets/VitaminC-DatosEnEspanol.pdf
  6. https://ods.od.nih.gov/pdf/factsheets/VitaminD-DatosEnEspanol.pdf
  7. https://ods.od.nih.gov
  8. https://ods.od.nih.gov/pdf/factsheets/Magnesium-DatosEnEspanol.pdf
  9. Vinchira, JE, & Muñoz-Ramírez, AP. (2010). SELENIO: NUTRIENTE OBJETIVO PARA MEJORAR LA COMPOSICIÓN NUTRICIONAL DEL PESCADO CULTIVADO. Revista de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia, 57 (1), 59-75. Recuperado el 17 de junio de 2022, de http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-29522010000100006&lng=en&tlng=es.
  10. http://revistatiroides.com.ar/Revistas/18/RevGlan-Art8-6.pdf
  11. Cruz Bojórquez, Reyna María, González Gallego, Javier, & Sánchez Collado, Pilar. (2013). Propiedades funcionales y beneficios para la salud del licopeno. Nutrición Hospitalaria, 28(1), 6-15. https://dx.doi.org/10.3305/nh.2013.28.1.6302
  12. https://www.eufic.org/es/que-contienen-los-alimentos/articulo/que-son-las-proteinas-y-cual-es-su-funcion-en-el-cuerpo/