Como retomar hábitos saludables

200
Han terminado las fiestas navideñas y a diferencia de otros años el primer buen deseo que recibí y que también ofrecí fue “QUE HAYA SALUD”. De acuerdo con la OMS la definición de salud es “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.
Hoy más que nunca estamos preocupados por lograr un completo estado de bienestar que nos ayude a mantener un adecuado estado de salud. Esto frente a una situación que se muestra complicada, debido a las muchas restricciones de movilidad que tenemos no solo en el país, sino en el mundo; en donde el tiempo de inactividad física se ha incrementado, así como el número de antojos en el transcurso del día, lo que nos puede llevar a un consumo de calorías por arriba de los requerimientos.
Al restringir nuestro movimiento por tan largo período de tiempo,  es necesario generar algunas acciones que nos ayuden a mantener un adecuado equilibrio entre nuestro consumo y gasto de energía, así como también a buscar opciones que nos mantengan en movimiento.
Un cambio de hábitos en ejercicio, alimentación y descanso solo puede venir acompañado de una actitud positiva, lo que nos ayudará a afrontar los cambios con más ánimo.  A continuación, compartimos 10 tips para retomar y adaptar los hábitos saludables a la situación actual.
  1. Verifica las dimensiones de tu vajilla, el tazón de sopa debe tener una capacidad máxima de 300 ml para una porción de sopa de 240 ml y el plato extendido un diámetro de 21 cm para un mejor control de las porciones.
  2. Modera el uso de endulzantes de alto valor calórico, prefiere opciones que proporcionen menos calorías o mejor aún reduce paulatinamente el uso de endulzantes.
  3. Selecciona grasas saludables para acompañar tus platillos como el aguacate y los frutos secos (como las nueces, almendras) y evita en la medida de lo posible, los platillos fritos y capeados.
  4. Planea en familia el menú de la semana, tratando de combinar los alimentos de los tres grupos: verduras y frutas; cereales y leguminosas y alimentos de origen animal.
  5. Bebe agua natural durante todo el día, además de mantenerte hidratado, te aporta cero calorías.
  6. Revisa la alacena y saca aquellos alimentos altos en energía y bajos en nutrimentos.
  7. La OMS recomienda entre 2.5 a 5 horas de actividad física a la semana (cuando te encuentras en tu peso ideal); si la intensión es disminuir de peso, la recomendación es incrementar el tiempo que dediques a esta actividad.
  8. Identifica los espacios dentro de tu hogar en los que puedas realizar actividad física, una buena opción es combinar actividades de cardio con fuerza.
a) Cardio
i. Subir y bajar escaleras
ii. Jogging estático
iii. Saltar la cuerda
iv. Jumping jacks
v. Burpees
b) Fuerza. El ejercicio lo puedes realizar con tu propio peso o con el uso de pesas o        adaptando algunos recursos que tengas en casa como botellas de agua, costalitos con piedritas y mochilas por mencionar algunos
  1. Olvida los planes milagrosos y opta por una alimentación equilibrada en la cual incluyas proteínas, vitaminas, minerales y compuestos bioactivos (como el licopeno, resveratrol, entre otros) que favorezcan tu adecuado estado de salud.
  2. Recuerda dedicar tiempo al descanso de calidad.
Adapta tu estilo de vida a tu particular situación de movimiento y alimentación, te invitamos a consultar al nutriólogo para una mejor orientación.

________________________________________

Autor: Lic. Nutrición Coral Moctezuma Alcántara