miércoles, agosto 5, 2020
Inicio Blog

Proteína (importancia, fuentes, calidad y cantidad)

La proteína es indispensable para la vida; suministra los aminoácidos esenciales necesarios para el crecimiento y mantenimiento de nuestras células y tejidos. Además de ser el elemento estructural de los músculos, también constituyen los “ladrillos” que conforman los huesos, ligamentos, uñas, cabello y otras partes de nuestro cuerpo.

Las proteínas son uno de los principales nutrientes que necesita el organismo y están compuestas de aminoácidos esenciales, lo que significa que nuestro organismo no puede elaborarlos y hay que obtenerlos de la alimentación.
Hay diferentes fuentes de proteínas:

*Proteínas vegetales: Legumbres y granos: Frijoles, habas, lentejas, garbanzos, soya, arroz, chícharo. Cereales: Maíz, arroz, trigo, avena, cebada, centeno. Vegetales de hoja verde: Espinacas.(4, 5)
*Proteínas animales: Carne: Res, cerdo, cordero, aves. Pescado, mariscos (camarones, ostiones, etc.), huevos, productos lácteos (5)

A la hora de comer y elegir ¿cuáles proteínas son mejores?………. Ambas son importantes para nuestra alimentación, el secreto está en como las integramos a nuestra dieta.
La calidad de una proteína se refiere a la distribución y proporción de aminoácidos esenciales y no esenciales que contienen. En general, las proteínas de origen animal son de mayor calidad, ya que contienen mayores proporciones de aminoácidos esenciales en comparación con las proteínas de origen vegetal. (4,8)

Existe un concepto erróneo común de que las proteínas a base de plantas carecen completamente de ciertos aminoácidos esenciales. De hecho, la mayoría de las proteínas a base de plantas contendrán los 20 aminoácidos, pero presentan una cantidad limitada de ciertos aminoácidos esenciales, conocidos como aminoácidos limitantes. Las cantidades y proporciones de aminoácidos consumidos por personas que siguen patrones de alimentación vegetarianos o veganos, alcanzan a ser más que suficientes para satisfacer y superar los requisitos diarios individuales, siempre que se consuma en variedad y combinaciones adecuadas y se satisfagan las necesidades de ingesta de energía. Por ejemplo, consumir arroz (limitado en lisina y tiamina pero alto en metionina) y frijoles (limitado en metionina, pero alto en lisina y tiamina) proporcionará aminoácidos complementarios que pueden ayudar a satisfacer el requerimiento de aminoácidos.

Otras combinaciones son: cereales con legumbres o lácteos, como trigo y garbanzos, diversos panes o pastas con queso. La industria alimentaria también ha desarrollado análogos vegetales a los alimentos de origen animal que han sido utilizados durante mucho tiempo por las comunidades vegetarianas o análogos lácteos para veganos (productos a base de soya como el tofu), son comparables en términos de su contenido en proteínas. (4)
Los requerimientos de proteína dependen de la etapa de vida y es entre 12 y 15 % del valor energético total; la ingesta adecuada de proteínas es particularmente importante durante períodos de crecimiento rápido o aumento de la demanda, como la infancia, la adolescencia, el embarazo y la lactancia. La ingestión de aproximadamente 25-30 g de proteína por comida estimula al máximo la síntesis de proteínas musculares en individuos jóvenes y mayores. (1,5)

Ejercicio y proteínas: La proteína juega un papel clave en ayudar al crecimiento y mantenimiento del tejido muscular después del ejercicio; (4) la ingesta óptima de proteínas dependerá del tipo de entrenamiento: de resistencia o desempeño atlético, duración e intensidad. Se cree que una ingesta de proteínas de 1,4–2,0 g por kg de peso corporal al día (por ejemplo: 98 – 140 g por día para un adulto de 70 kg) es suficiente para satisfacer las necesidades de la mayoría de los individuos que hacen ejercicio.(8) La calidad de las proteínas parece desempeñar un papel en la determinación del aumento en la masa muscular inducida por el ejercicio de resistencia (6)
Tercera edad y proteínas: Una reducción de la masa muscular y la capacidad funcional (sarcopenia) es una consecuencia del envejecimiento. Hay una reducción de 3-8% en la masa muscular por década, a partir de la cuarta o quinta década de vida.(2) La sarcopenia tiene consecuencias debilitantes para la comunidad de ancianos y un impacto considerable en los sistemas de atención de la salud..(2,8) La proteína es esencial para la reparación y el mantenimiento de la masa muscular, una baja ingesta de proteínas se asocia con un mayor riesgo de desarrollar sarcopenia. Aumentar la ingesta de proteínas, acompañado de actividad física puede ayudar a mantener la masa muscular y la fuerza a medida que envejecemos, disminuyendo nuestro riesgo de sarcopenia y trastornos esqueléticos: 1 g de proteína /kg de peso. Es importante tener una alimentación completa en nutrimentos que sea enriquecida con leucina para mejorar la respuesta sintética de la proteína muscular en los ancianos.(2,8)
En general la población debe apuntar a lograr ingestas de proteínas a través del consumo de una dieta equilibrada y emplear suplementos de proteína cuando sus necesidades así lo requieran.

En suplementos alimenticios encontramos concentrado de proteínas y aislados. La proteína puede derivarse de varias fuentes de alimentos y «concentrarse» mediante la eliminación de las partes no proteicas. Resultado: polvo que es 70 a 85 por ciento proteína pura (con el 15 a 30 por ciento restante principalmente de carbohidratos y grasas). En el paso posterior la concentración, el contenido no proteico se elimina principalmente por «aislamiento». Una proteína premium es producida mediante este proceso con hasta 95 % de pureza. (7)
Por lo anterior descrito es muy importante consumir la cantidad requerida de proteínas diaria, independientemente de la fuente de la misma.

___________________
Autor: ANAISA

Referencias:
1. Bourges H., Casanueva E., Rosado J.L. 2008. Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Bases Fisiológicas.
Tomo 2. Editorial Médica Panamericana.
2. Douglas Paddon-Jones and Heather Leidy (2014) Dietary protein and muscle in older persons NCBI.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4162481/
3. EFSA (2015). Scientific and technical assistance on food intended for sports people.
https://efsa.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.2903/sp.efsa.2015.EN-871
4. François Mariotti , F., Gardner, C. (2019). Dietary Protein and Amino Acids in Vegetarian Diets—A Review. Nutrients.
https://doi.org/10.3390/nu11112661
5. Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ) (2015). Tablas de composición de alimentos y productos
alimenticioshttps://www.incmnsz.mx/2019/TABLAS_ALIMENTOS.pdf
6. Jäger, R., Kerksick, C.M., Campbell, B.I. et al. International Society of Sports Nutrition Position Stand: protein and exercise. J Int
Soc Sports Nutr 14, 20 (2017). https://doi.org/10.1186/s12970-017-0177-8
7. Orsu,P., Sisodiya, N., Koyyada, A. (2020). Dietary protein supplements and prevention of cardiovascular disease and metabolic disorders.
MedDocs Publishers LLC. https://meddocsonline.org/ebooks/an-ebook-on-vascular-diseases/dietary-protein-supplements-and-prevention-of-
cardiovascular-disease-and-metabolic-disorders.pdf
8. Paddon-Jones, D., Rasmussen, B. (2010). Dietary protein recommendations and the prevention of sarcopenia. Clinical Nutrition and
Metabolic Care. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2760315/

¿Qué ingredientes puede contener un suplemento alimenticio?

¿Sabías que un consumo adecuado de hierro te ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga?

El hierro se encuentra en alimentos como la espinaca, huevo y brócoli.

¿Sabías que las proteínas contribuyen a la formación de tus músculos?

Las proteínas se encuentran en alimentos como la carne, pescado, leche y soya.

¿Sabías que la fibra contribuye al funcionamiento normal del intestino?

La fibra se encuentra en alimentos como frutas verduras y cereales.

¿Sabías que los omegas contribuyen a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo?

Los omegas se encuentran en alimentos como el atún, el salmón y las sardinas.

¿Sabías que la vitamina C contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunológico?

La vitamina C se encuentra en alimentos como naranja, kiwi y fresas.

Además los consumidores pueden solicitar información a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) la cual es la encargada de regular y vigilar estos productos en nuestro beneficio.

Suplemento Alimenticio y Producto Milagro

Campaña: 2020
Por: ANAISA

Suplemento Alimenticio y Medicamento

Campaña: 2020
Por: ANAISA

Arándano

Sinónimos: (Vaccinium macrocarpon) Arándano rojo americano

La actual evidencia epidemiológica sugiere efectos benéficos de frutas y vegetales para prevenir enfermedades infecciosas y crónicas. En arándanos la evidencia sugiere que estos beneficios son debido a su alto contenido de agentes antioxidantes y antiinflamatorios (1) como son los fitoquímicos, entre los que podemos listar:

  • Ácidos fenólicos: ácido hidroxibenzoico, ácidos vaínicos e hidroxicinámico
    (cafeico, cumárico, cinámico y ferúlico)
  • Proantocianidinas, especialmente epicatequina
  • Antocianinas: cianidinas, malvidinas, peonidinas
  • Flavonoides: quercetina, miricetina, kaempferol
  • Triterpenoides: ácido ursólico

Los arándanos también son fuente de vitamina C, fibra, manganeso, vitamina E y vitamina K.

Los fitoquímicos están presentes de manera natural en frutas, verduras, granos, frijoles y otras plantas. Existe una gran cantidad de estudios que se han realizado de manera particular sobre el potencial efecto de salud con el consumo de arándanos, relacionado aparentemente con su contenido de fitoquímicos.

Esto es debido al perfil de los compuestos bioactivos presentes en los arándanos los cuales son ricos en proantocianinas tipo A (PACs) en contraste con las PACs tipo B presentes en muchas otras frutas.

El arándano rojo americano rico en polifenoles ha sido asociado in vitro con propiedades antibacteriales, antivirales, antimutagénicas, anticancerígenas, antiangiogénico, anti-inflamatorio y antioxidantes. (2)

In vivo, con animales los estudios sugieren que el arándano americano puede ayudar en el control de colesterol, mejorar la función endotelial, elevar la capacidad antioxidante en plasma, modular la ulcera gástrica provocada por el H. pylori , reducir biomarcadores del síndrome metabólico y proteger contra infecciones del tracto urinario. (2)

El arándano rojo americano sólo crece en áreas abiertas, soleadas y húmedas en las regiones más frías del hemisferio norte, fresco tiene un sabor más ácido que dulce por lo que se prefiere el consumo en alguna de sus diversas formas industriales que incluye jugo, salsa y deshidratado. (3)

La importancia nutrimental del arándano está dada por su contenido de fitoquímicos y aunque no existe una recomendación de consumo para este tipo de compuestos bioactivos, se sugiere mantener una dieta equilibrada en la que se incluya al menos el consumo de 5 frutas y verduras al día lo que ayuda a mantener la adecuada ingesta de nutrimentos.

Al ser un fruto no hay un nivel de uso máximo en suplementos alimenticios en México.

Referencias bibliográficas:
1. Dhiraj A Vattem PhD, et al. (2005). Enhancing health benefits of berries through phenolic antioxidant enrichment: focus on cranberry, Asia Pac J Clin Nutr 2005;14 (2):120-130
2. Blumber, J, et al. (2013). Cranberries and their bioactive constituents in human health, American Society for Nutrition.
3. USDA Food Composition Databases.
4. Ghazala Shaheen, et al. (2011). Monograph of Vaccinium macrocarpon. Journal of Medicinal Plants Research Vol. 5(22), pp. 5340-5346
5. Cape Cod Cranberry Growers’ Association; Health Benefits.
6. The Cranberry Institute. About Cranberries.

Cobre

El Cobre es un nutrimento que forma parte de varias enzimas las cuales son encargadas de trasportar el hierro y cargarlo en la hemoglobina. También proporciona una defensa natural contra los radicales libres que dañan el cuerpo y participa en el funcionamiento normal del sistema nervioso.

El molibdeno (2) contribuye al metabolismo normal de los aminoácidos azufrados.

El Cobre (1) contribuye:

  • A la pigmentación normal del cabello y la piel.
  • Al transporte normal de hierro en el organismo.
  • Al funcionamiento normal del sistema inmunitario.
  • A la protección de las células frente al daño oxidativo.
  • Al funcionamiento normal del sistema nervioso.
  • Al metabolismo energético normal.
  • Al mantenimiento del tejido conectivo en condiciones normales.

Las principales fuentes de Cobre (3) son:

  • Mariscos
  • Nueces
  • Granos enteros
  • Semillas
  • Legumbres
  • Vísceras

650 µg* (4)

* Ponderada para la distribución mexicana de acuerdo con el Censo General de Población y vivienda, 2000.

Los signos clínicos de deficiencia de cobre incluyen anemia, osteoporosis, anomalías del desarrollo óseo, pérdida de pigmentación, síntomas neurológicos y problemas de crecimiento.

Referencias bibliográficas:
1. Reglamento (UE) N° 432|2012 de la comisión de 16 de mayo de 2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los
alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños
2. Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios.
3. Sight and life publication. Vitamins and minerals: A brief guide. Suiza: Print kompensiert
4. Bourges, H. Casanueva, E. et al. (2008). Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. México: Editorial Panamericana

Creatina

Los estudios sobre la suplementación de creatina sugieren que puede ayudar al aumento del rendimiento físico durante series de ejercicios repetidos, de alta intensidad y a corto plazo.(5)
Esto se atribuye a la mayor capacidad del organismo para restablecer su fuente de energía.

Se ha sugerido que la alta disponibilidad de creatina en el musculo puede aumentar la disponibilidad de fosfocreatina (CrP) necesaria para restablecer el ATP que sirve como principal fuente de energía durante el ejercicio intenso, favoreciendo la capacidad de recuperación y retardando la presencia de agotamiento. (1,6,7,8,9)

En el caso de los adultos mayores se han realizado diversas investigaciones para identificar su participación en el mantenimiento de la fuerza y masa muscular.(8)

La creatina es una molécula presente en nuestro organismo de manera natural, sintetizándose a partir aminoácidos como son: L-arginina, glicina y L-metionina en el hígado, páncreas y en los riñones.

La creatina se almacena principalmente en el tejido muscular y cerebro. Contribuye al desarrollo muscular, también optimiza la producción de energía. (2, 7, 9)

En la dieta se encuentra comúnmente en carnes rojas y productos de mar. (8,9)

Consultar a un profesional de la salud antes de consumir un suplemento de creatina las siguientes personas:

  • Individuos con pre existencia en enfermedad renal o bien aquellos con riesgo potencial de disfunción renal.
  • Las personas que presenten las siguientes condiciones: embarazo o lactancia. (8,9)

La Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva (NCAA) y el Comité Olímpico Internacional; no penalizan el uso de la creatina como suplemento nutricional dentro de las pautas establecidas es seguro, eficaz y ético. (1,2,6)

Referencias bibliográficas:
1. Buford, T., Creider, R (2007). International Society of Sports Nutrition position stand: creatine supplementation and exercise.
2. Candow, D., Forbes, S., Chiloberck, P (2019) Effectiveness of Creatine Supplementation on Aging Muscle and Bone: Focus on Falls Prevention and Inflammation. 2019 Apr; 8(4): 488.
3. Conway, M.; Clark, M. (1996) Creatine and creatine phosphate. Academic Press 
4. European Food Safety Authority EFSA (2004) Opinion of the Scientific Panel on Food Additives, Flavourings, Processing Aids and Materials in Contact with Food on a request from the Commission related to Creatine monohydrate for use in foods for particular nutritional uses.
5. European Food Safety Authority EFSA (2011) Scientific Opinion on the substantiation of health claims related to creatine and increase in physical performance during short-term, high intensity, repeated exercise bouts (ID 739, 1520, 1521, 1522, 1523, 1525, 1526, 1531, 1532, 1533, 1534, 1922, 1923, 1924), increase in endurance capacity (ID 1527, 1535), and increase in endurance performance (ID 1521, 1963) pursuant to Article 13(1) of Regulation (EC) No 1924/2006.
6. European Food Safety Authority EFSA (2015) Scientific and technical assistance on food intended for sports people. 
7. European Food Safety Authority EFSA (2016)Creatine in combination with resistance training and improvement in muscle strength: evaluation of a health claim pursuant to Article m
pursuant to Article 13(5) of Regulation (EC) No 1924/2006
8. Forbes S; Candow D; Mclead K. (2015) Sarcopenia -Potential beneficial effects of creatine supplementation. Foods and dietary supplements in the prevention and treatment of disease in older adults.
9. IADSA (2006) The Risk Assessment and Safety of Bioactive Substances in Food Supplements. v1-EBOOK-(ISBN-978-1-912787-03-6).pdf

Cromo

El Cromo es un oligoelemento indispensable. El Cr3+ es la forma más estable y así se encuentra comúnmente en los alimentos. El cromo mejora la actividad de la hormona insulina ayudando a mantener los niveles de glucosa en sangre. (1)

El cromo (2) tiene, entre otros beneficios, los siguientes:

  • Potencializa la acción de la insulina, influenciando el metabolismo de los
    hidratos de carbono, los lípidos y las proteínas.
  • Ayuda a mantener los niveles de glucosa en la sangre mejorando la actividad de la hormona insulina.
  • Interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono y de los lípidos,
    como un mecanismo nuevo de amplificación de la insulina.

El cromo trivalente, es un componente integral del factor de tolerancia de
glucosa (GTF). (3)

Son fuente de cromo:

  • Yema de huevo
  • Granos enteros
  • Cereales ricos en
    salvado
  • Chícharos
  • Brócoli
  • Nueces
  • Levadura de cerveza.

200 mcg* (4)

*Ponderada para la distribución mexicana de acuerdo con el Censo General de Población y vivienda, 2000

200 mcg. (4)

*Ponderada para la distribución
mexicana de acuerdo con el Censo
General de Población y vivienda, 2000

Es raro que se presente deficiencia en el ser humano. Algunos casos se han descrito en pacientes alimentados vía intravenosa por un largo tiempo y que no reciben suplementación de cromo. (4)

Referencias bibliográficas:
1. Sight and life publication. Vitamins and minerals: A brief guide. Suiza: Print kompensiert.
2. Navarro, M., Gil, F., Gil, A. (2010). Tratado de Nutrición Tomo I, Capitulo 1.30 Selenio, magnesio, cromo, molibdeno, yodo y otros oligoelementos minoritarios.
Editorial Panamericana.
3. Nutrientes esenciales-minerales, FAO, Fecha de consulta: 7 de febrero de 2018.
4. Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios.
5. Bourges, H. Casanueva, E. et al. (2008). Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. México: Editorial Panamericana.

Fibra dietética

Fibra Dietética

El término fibra dietética (1) fue adoptado por primera vez en 1953 por Hipsley para describir los componentes de la pared celular vegetal de los alimentos. La importancia fisiológica de la fibra dietética entró en escena en 1971 cuando el médico Denis P. Burkitt recomendó un aumento de la ingesta de fibra dietética para mejorar la función intestinal, basado en observaciones comparativas de ingestas e incidencia de enfermedad en el Reino Unido y África.

Más recientemente se han comentado propiedades de potencial significado fisiológico como son la formación de butirato, propiedades prebióticas, y aumento de la absorción mineral.

En México la NOM 043 SSA2-2012. Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterios para brindar orientación la define como “la parte comestible de las plantas o hidratos de carbono análogos que son resistentes a la digestión y la absorción en el intestino delgado humano y que sufren una fermentación total o parcial en el intestino grueso.

La fibra dietética incluye polisacáridos, oligosacáridos, lignina y otras sustancias asociadas a las plantas. Se les divide en solubles e insolubles. Epidemiológicamente su consumo insuficiente se ha asociado con la aparición de enfermedades crónicas. Se encuentra en leguminosas, cereales integrales, verduras y frutas.” (2)

Dependiendo de su origan la fibra (3) puede contribuir:

  • Al funcionamiento normal del intestino.
  • A la aceleración del transito intestinal.
  • A aumentar el volumen de las heces.

Las principales fuentes de fibra (4) se encuentran en:

  • Cereales: tortillas y otros productos elaborados con maíz nixtamalizado, cebada, salvado, harinas integrales, avena, pan y cereales integrales.
  • Verduras (de preferencia crudas y con cáscara): brócoli, colecitas de bruselas, col, zanahoria, coliflor, elote, chícharos, espinacas, nopales, acelgas, huauzontles, verdolagas y berros.
  • Frutas (de preferencia crudas y con cáscara): chabacano, plátano, moras, dátiles, higos, guayaba, naranja y toronja en gajos, pera, manzana, mango y tamarindo.
  • Leguminosas: frijol, lentejas, cacahuate, habas, alverjón, garbanzos, soya.
  • Otros: orejones de chabacano o durazno, ciruela pasa, pasas, almendras y nueces.

Mayores de 20 años de 30 a 35 g/día.  Adultos mayores de 26 y 30 g/día para hombres y mujeres respectivamente. (5)

No hay una especificación en México para suplementos alimenticios.

Desde que se estableció el concepto de fibra dietética, tres a cinco décadas atrás, se ha sugerido que un consumo insuficiente contribuye a un conglomerado de trastornos crónicos como el estreñimiento, diverticulitis, hemorroides, entre otras. Se debe considerar que los componentes individuales de la fibra dietética tienen efectos fisiológicos diferentes y, por lo tanto, diferente potencial para la reducción del riesgo de enfermedades.

Referencias bibliográficas:
1. International Life Science Institute (2006). Fibra dietética. Definición, análisis, fisiología y salud. ILSI Europe.
2. Badui, S (2006). Química de los alimentos. México: Pearson educación.
3. Reglamento (UE) N° 432|2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los
alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños
4. NOM-043-SSA2-2012. Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterio Criterios para brindar orientación.
5. Bourges, H. Casanueva, E. et al. (2008). Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. México: Editorial Panamericana.

Flúor

El flúor (1) en el cuerpo se localiza en huesos y dientes debido a su alta afinidad con el calcio y fósforo. Aún cuando el contenido de flúor en el cuerpo se mide en trazas estas resultan en depósitos cristalinos que dan como resultado huesos fuertes y hace dientes más resistentes a las caries.

A diferencia de otros minerales (2) traza, que son componentes de metalo – enzimas o actúan como cofactores en reacciones enzimáticas, el flúor no es considerado un nutrimento indispensable sino un elemento “benéfico para la salud dental de los seres humanos”. Los estudios muestran que el flúor  ejerce cierta protección a la superficie del diente al reducir la pérdida de minerales del esmalte por el proceso de desmineralización-mineralización que ordinariamente tiene lugar en él. También se ha visto que el flúor de la saliva o en la superficie de los dientes, por el uso de pasta dental fluorada, interfiere
en la degradación de los azúcares que ocasionan las bacterias cariogénicas.

El flúor (3) contribuye a mantener la mineralización de los dientes.

Las principales fuentes de flúor (1,3) son:

  • Agua potable
  • Té a base de Camellia sinensis
  • Mariscos
  • Aves
  • Carne de res
  • Hígado
  • Sopas que contienen huesos de pescado o de res.

2.2 mg* (5)

*Ponderada para la distribución mexicana de acuerdo con el Censo General de Población y vivienda, 2000.

En el ser humano el único efecto claro por deficiencia es el incremento en la presencia de caries en todas las edades.

Referencias bibliográficas:
1. Sight and life publication. Vitamins and minerals: A brief guide. Suiza: Print kompensiert.
2. Hathcock, J Ph.D. (2014). Vitamin and Mineral Safety. Washington, D.C.: CRN.
3. Vega, L. Iñarritu, M. (2010). Fundamentos de Nutrición y dietética. México: Pearson.
4. Reglamento (UE) N° 432|2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.
5. Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios.
6. Bourges, H. Casanueva, E. et al. (2008). Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. México: Editorial Panamericana.