Zinc

102

El zinc es un nutrimento vital para el crecimiento y desarrollo que está presente en la mayoría de las células del cuerpo humano.

La mayor concentración se encuentra en músculos y huesos.

El cuerpo regula estrechamente los niveles de zinc, sus niveles en plasma se ven disminuidos con el estrés y las infecciones.

El zinc participa en una gran variedad de funciones catalíticas, reguladoras y de estructura, es catalizador de unas 100 enzimas, es parte de la estructura de proteínas transportadoras, así como de la vitamina A y D.

El zinc regula los genes de expresión; estabiliza la membrana celular ayudándola a fortalecer su defensa contra el estrés oxidativo; asiste a la función inmune; participa en la síntesis, almacenamiento y liberación de insulina; interactúa con las plaquetas en la coagulación sanguínea; y tiene influencia en la función de la hormona tiroidea.

Es necesaria para los pigmentos visuales; la percepción normal del sabor; cicatrización; producción de esperma; desarrollo fetal, así como en el proceso de aprendizaje. (1)

El zinc contribuye: (2)

  • Al equilibrio ácido-base normal.
  • Al metabolismo normal de los hidratos de carbono.
  • A la función cognitiva normal.
  • A la síntesis normal del ADN.
  • A la fertilidad y reproducción normales.
  • Al metabolismo normal de los macronutrientes.
  • A la síntesis proteínica normal.
  • Al metabolismo normal de la vitamina A.
  • Al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.
  • Al mantenimiento del cabello en condiciones normales.
  • Al mantenimiento de las uñas en condiciones normales.
  • Al mantenimiento de la piel en condiciones normales.
  • Al mantenimiento de niveles normales de testosterona.
  • Al mantenimiento de la visión en condiciones normales.
  • Al funcionamiento normal del sistema inmunitario.
  • A la protección de las células frente al daño oxidativo.
  • Al proceso de división celular.

Las principales fuentes de zinc son: (4)

  • Alimentos de origen animal: leche y derivados, carnes, huevo, mariscos (ostras).
  • Leguminosas: frijol y alubias.
  • Verduras: germen de trigo.
  • Otros: levadura de cerveza, cacahuate, semillas de girasol, semillas de calabaza, nuez, almendras.

10 mg (5)

Ponderado para la distribución mexicana de acuerdo con el Censo General de Población y Vivienda, 2000.

La deficiencia de zinc puede ocasionar retraso en el crecimiento, pérdida del cabello, diarrea, impotencia, lesiones oculares y de piel, pérdida de apetito, pérdida de peso, tardanza en la causa de enfermedades muy graves como marasmo o kwashiorkor.

Referencias bibliográficas:
1. Sight and life publication. Vitamins and minerals: A brief guide. Suiza: Print kompensiert.
2. Reglamento (UE) N° 432|2012 de la comisión de 16 de mayo de 2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.
3. Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios.
5. NOM-043-SSA2-2012. Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterio Criterios para brindar orientación.
6. Martínez, R; García, R. et al. (2017). Nutrición y dietética en los estados fisiológicos del ciclo de vida. España: FUDEN
7. Bourges, H. Casanueva, E. et al. (2008). Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. México: Editorial Panamericana.